» El Proyecto

La implicación de las ciudades catalanas en la defensa y promoción de los derechos humanos tiene una larga trayectoria que se ha ido desarrollando tanto en actuaciones para la misma ciudadanía local como las que han ido haciendo en el ámbito internacional. Un buen ejemplo de las actuaciones en clave local es la “Xarxa de Ciutats i Pobles pels Drets Humans” impulsada por la Diputación de Barcelona i que cuenta con más de 147 municipios que se han sumado a la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad. Para la defensa y promoción de los derechos humanos de forma global, los municipios catalanes tienen una dilatada experiencia que va desde la incidencia política (con la aprobación de mociones sobre temas de derechos humanos) hasta la sensibilización (mediante la organización de distintas actividades para denunciar las violaciones de los derechos humanos que se producen en todas las regiones del mundo), pasando por actuaciones más concretas (como el financiamiento de proyectos de cooperación al desarrollo relacionados directamente con los derechos humanos o la colaboración en programas de acogida de defensores y defensoras de derechos humanos en peligro).

“Ciutats Defensores dels Drets Humans” es un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, la Comissió Catalana d’Ajuda al Refugiat, l’Institut de Drets Humans de Catalunya y el Institut Català Internacional per la Pau, con la participación de otros municipios y instituciones catalanas que quiere dar a conocer el trabajo de los defensores y defensoras de los derechos humanos, ayudando a concienciar a la ciudadanía de las ciudades participantes sobre la necesidad de integrar la defensa de los derechos humanos en nuestras tareas cotidianas. Se trata de organizar la estada en Catalunya de un grupo de defensores y defensoras de los derechos humanos durante un período de 7/10 días para organizar una serie de actividades de distinta naturaleza (charlas, encuentros, reuniones institucionales, visitas a escuelas…) que servirán para dar a conocer el trabajo de los defensores/as y la importancia de darles apoyo. Así mismo, el proyecto contempla la organización de una jornada sobre el tema de los defensores y defensoras y otras actividades complementarias.

» Los objetivos

Mejorar el conocimiento, la promoción y la defensa de los derechos humanos entre la ciudadanía de las ciudades participantes.

 

Objetivos específicos

  • Dar a conocer el trabajo de distintos defensores y defensoras de derechos humanos, ayudando así a su protección.
  • Visibilizar el trabajo de los municipios participantes como ciudades defensoras de los derechos humanos.
  • Ayudar al intercambio de experiencias entre defensores y defensoras de distintos lugares del mundo, identificando las similitudes y diferencias en su trabajo.
  • Dar a conocer las raíces, la situación y las consecuencias de los conflictos que hay en los lugares de procedencia de los defensores y defensoras.

» Declaración institucional

Declaración institucional de las ciudades defensoras de los Derechos Humanos (DDHH)

La paz, los derechos humanos y la solidaridad tienen que ser ejes vertebradores de cualquier política pública, a escala nacional e internacional. Las ciudades, como administración más próxima a la ciudadanía, se han constituido en actores de estas políticas desde hace como mínimo 20 años, con la adopción de la Declaración de Barcelona sobre Ciudades y Derechos Humanos (1998) que sentó la base para la aprobación, dos años más tarde, de la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad.

En solidaridad y apoyo con las luchas por los derechos humanos que se suceden por todo el mundo, varios municipios catalanes organizamos por sexto año consecutiva con el apoyo de la sociedad civil y otras instituciones públicas, el proyecto Ciudades Defensoras de los derechos humanos, que este 2018 tendrá dos ediciones, de primavera y de otoño.

Este proyecto pone en valor la tarea de defensoras y defensores de derechos humanos: individuos y asociaciones civiles que promueven y protegen los derechos humanos y las libertades fundamentales, particularmente por lo que concierne a colectivos históricamente vulnerabilizados como mujeres, jóvenes, minorías y personas desplazadas o desposeídas.

Muchas de estas defensoras y defensores ponen en riesgo su vida y libertad por el hecho de reivindicar y ejercer derechos que son universales: derechos sociales y de participación política que son pisados groseramente en sus países por las autoridades públicas o con su aquiescencia. Según Front Line Defenders, más de 300 defensoras y defensores han sido asesinados por su labor en 2017. Y las presiones y amenazas afectan año tras año a millares más.

Por esto, un año más damos apoyo al proyecto Ciudades defensoras de los derechos humanos y:

  1. Reivindicamos la vigencia y el pleno respeto de los derechos reconocidos internacionalmente, así como del derechos de las defensoras y defensores de derechos humanos a desarrollar su labor sin riesgos ni amenazas.
  2. Recordamos y apoyamos al llamamiento hecho por las Naciones Unidas hace veinte años, de defender a quienes defienden los derechos humanos, como compromiso ético y político de los gobiernos democráticos.
  3. Recordamos que las minorías de todo tipo son particularmente vulnerables a la violación de los derechos humanos y que hace falta proteger con especial atención sus derechos.
  4. Condenamos la imposición de limitaciones a las actividades de las defensoras y defensores de derechos humanos, incompatibles con el derecho internacional de los derechos humanos, y su persecución por parte de gobiernos autoritarios. Y exigimos la libertad y retirada de cargos contra Victoire Ingabire Umuhoza, Abdulhadi Alkhawaja, Omid Kokabee y Ilham Tohti, defensores y defensoras parte de este proyecto que actualmente están en prisión o en libertad condicional en sus países de origen a causa de su activismo.
  5. Renovamos nuestro compromiso con los derechos humanos y nos comprometemos a mantener e intensificar las políticas públicas locales de apoyo a las defensoras y defensores de derechos humanos, en escala local como internacional.