» El Proyecto

La implicación de las ciudades catalanas en la defensa y promoción de los derechos humanos tiene una larga trayectoria que se ha ido desarrollando tanto en actuaciones para la misma ciudadanía local como las que han ido haciendo en el ámbito internacional. Un buen ejemplo de las actuaciones en clave local es la “Xarxa de Ciutats i Pobles pels Drets Humans” impulsada por la Diputación de Barcelona i que cuenta con más de 147 municipios que se han sumado a la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad. Para la defensa y promoción de los derechos humanos de forma global, los municipios catalanes tienen una dilatada experiencia que va desde la incidencia política (con la aprobación de mociones sobre temas de derechos humanos) hasta la sensibilización (mediante la organización de distintas actividades para denunciar las violaciones de los derechos humanos que se producen en todas las regiones del mundo), pasando por actuaciones más concretas (como el financiamiento de proyectos de cooperación al desarrollo relacionados directamente con los derechos humanos o la colaboración en programas de acogida de defensores y defensoras de derechos humanos en peligro).

“Ciutats Defensores dels Drets Humans” es un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, la Comissió Catalana d’Ajuda al Refugiat, l’Institut de Drets Humans de Catalunya y el Institut Català Internacional per la Pau, con la participación de otros municipios y instituciones catalanas que quiere dar a conocer el trabajo de los defensores y defensoras de los derechos humanos, ayudando a concienciar a la ciudadanía de las ciudades participantes sobre la necesidad de integrar la defensa de los derechos humanos en nuestras tareas cotidianas. Se trata de organizar la estada en Catalunya de un grupo de defensores y defensoras de los derechos humanos durante un período de 7/10 días para organizar una serie de actividades de distinta naturaleza (charlas, encuentros, reuniones institucionales, visitas a escuelas…) que servirán para dar a conocer el trabajo de los defensores/as y la importancia de darles apoyo. Así mismo, el proyecto contempla la organización de una jornada sobre el tema de los defensores y defensoras y otras actividades complementarias.

» Los objetivos

Mejorar el conocimiento, la promoción y la defensa de los derechos humanos entre la ciudadanía de las ciudades participantes.

 

Objetivos específicos

  • Dar a conocer el trabajo de distintos defensores y defensoras de derechos humanos, ayudando así a su protección.
  • Visibilizar el trabajo de los municipios participantes como ciudades defensoras de los derechos humanos.
  • Ayudar al intercambio de experiencias entre defensores y defensoras de distintos lugares del mundo, identificando las similitudes y diferencias en su trabajo.
  • Dar a conocer las raíces, la situación y las consecuencias de los conflictos que hay en los lugares de procedencia de los defensores y defensoras.

» Declaración institucional

Declaración institucional de las ciudades defensoras de los Derechos Humanos (DDHH)

El respeto por los derechos humanos y el fomento de la paz son deberes que todas las administraciones públicas tienen que asumir y que se deben realizar a nivel global y local. Los municipios tienen, pues, un rol fundamental en la promoción y garantía de los derechos humanos y la paz.

En solidaridad y apoyo con las luchas por los derechos humanos que se suceden por todo el mundo, distintas ciudades catalanas han organizado por quinto año consecutivo, con apoyo de la sociedad civil y de instituciones públicas, el proyecto  Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos.

Este proyecto tiene como objetivo poner en valor el trabajo de defensores y defensoras de derechos humanos: individuos y colectivos que promueven y protegen los derechos humanos y la libertades fundamentales, particularmente en referencia a las personas desplazadas o desposeídas y a colectivos que en determinadas circunstancias se pueden encontrar en situaciones de especial vulnerabilidad, como las mujeres, los jóvenes o las personas que pertenecen a minorías nacionales o étnicas, religiosas o lingüísticas.

Muchos de los defensores y defensoras ponen en riesgo su vida y su libertad por el hecho de reivindicar y ejercer derechos que son universales: derechos sociales y de participación política que son pisoteados gravemente en sus países por las autoridades públicas o con su aquiescencia. En el año 2016, 281 personas defensoras de los derechos humanos fueron asesinadas en 25 países. Casi la mitad de ellos defendían la tierra y los derechos medioambientales y de los indígenas, según cifras de Frontline Defenders. Además del riesgo de perder la vida, centenares de activistas por los derechos humanos son criminalizados con el objetivo de silenciar sus luchas.

El riesgo es especialmente grave para las mujeres defensoras de derechos humanos, que son susceptibles de mayores abusos y agresiones. Por esta razón, este año 8 de los 9 activistas invitados en el marco del proyecto son mujeres que protagonizan la defensa de los derechos en contextos geográficos tan distintos como el Norte de África, África Subsahariana, Oriente Medio, Europa o América del Sur y del Norte. Las amenazas diarias que sufren muchas de ellas hacen imprescindible el apoyo y la solidaridad de los pueblos y ciudades de Catalunya.

Este año nos congratulamos especialmente de la presencia de Wafae Charaf en el grupo de defensores, con quien nos hemos solidarizado en las dos anteriores ediciones del proyecto por haber sido encarcelada únicamente por su denuncia de violaciones de los derechos humanos en su país. Lamentamos, en cambio, que Victoire Ingabire, Abdulhadi Al-Khawaja e Ilham Tohti sigan en prisión por el mismo motivo y que a Omid Kokabee, aunque se encuentra en libertad provisional por su estado de salud, no se le haya concedido la libertad incondicional.

En este contexto:

  1. Nos unimos un año más al proyecto Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos que se celebrará entre el 25 de septiembre y el 7 de octubre de 2017.
  2. Reivindicamos la vigencia y pleno respeto de los derechos de las personas que defienden los derechos humanos a desarrollar su trabajo sin riesgos ni amenazas, particularmente, de las mujeres defensoras que requieren una especial protección.
  3. Reivindicamos igualmente el pleno respeto de los derechos fundamentales de las personas que se ven obligadas a huir de su casa, con particular cura hacia los derechos de mujeres y niños, en todos los estadios desde su salida del país hasta su asentamiento definitivo.
  4. Recordamos la situación de especial vulnerabilidad que viven determinadas minorías y la indefensión que sufren ante las violaciones de sus derechos.
  5. Instamos al Govern de la Generalitat y al Gobierno del Estado a mantener y ampliar las políticas públicas de apoyo a los defensores y defensoras de derechos humanos a nivel internacional y, en particular, a hacer gestiones para conseguir la liberación de Victoire Ingabire en Ruanda, Abdulhadi Al-Khawaja en Bahréin, Ilham Tohti en China y la libertad incondicional de Omid Kokabee en Irán.
  6. Condenamos la imposición de limitaciones a las actividades de los defensores y defensoras de derechos humanos, incompatibles con el derecho internacional de los derechos humanos y su persecución por parte de gobiernos.
  7. Renovamos nuestro compromiso con los derechos humanos a nivel local y nos comprometemos a mantener e intensificar las políticas públicas locales de apoyo a los defensores y defensoras de derechos humanos, tanto a nivel local como internacional.