» El Proyecto

La implicación de las ciudades catalanas en la defensa y promoción de los derechos humanos tiene una larga trayectoria que se ha ido desarrollando tanto en actuaciones para la misma ciudadanía local como las que han ido haciendo en el ámbito internacional. Un buen ejemplo de las actuaciones en clave local fue la “Red de Ciudades y Pueblos por los Derechos Humanos” impulsada por la Diputación de Barcelona y que cuenta con más de 147 municipios que se adhirieron a la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad.

Para la defensa y promoción de los derechos humanos de forma global, los municipios catalanes tienen una dilatada experiencia que va desde la incidencia política (con la aprobación de mociones sobre temas de derechos humanos) hasta la sensibilización (mediante la organización de distintas actividades para denunciar las violaciones de los derechos humanos que se producen en todas las regiones del mundo), pasando por actuaciones más concretas (como el financiamiento de proyectos de cooperación al desarrollo relacionados directamente con los derechos humanos o la colaboración en programas de acogida de defensores y defensoras de derechos humanos en peligro). Asimismo, se realizan acciones para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, en clave local y de defensa de los derechos humanos.

“Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos” es un proyecto conjunto entre el Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo, la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, el Instituto de Derechos Humanos de Catalunya y el Instituto Catalán Internacional por la Paz, con la participación de 27 municipios y 5 instituciones catalanas que quiere dar a conocer el trabajo de los defensores y defensoras de los derechos humanos, ayudando a concienciar a la ciudadanía de las ciudades participantes sobre la necesidad de integrar la defensa de los derechos humanos en nuestras tareas cotidianas.

Dos veces al año con municipios diferentes participantes en la edición de Primavera y la de Otoño, el proyecto organiza la visita en Cataluña de un grupo de defensores y defensoras de los derechos humanos durante un período de entre 8-12 días que participan a una serie de actividades de distinta naturaleza (charlas, encuentros, reuniones institucionales, visitas a escuelas…) que permiten dar a conocer el trabajo de los defensores y defensoras y la importancia de darles apoyo.

» Los objetivos

Visibilizar y acompañar la tarea de las personas defensoras de los derechos humanos y denunciar la persecución que sufren con el fin de mejorar el conocimiento, la promoción y la defensa de los derechos humanos entre la ciudadanía de las ciudades participantes.

 

Objetivos específicos

  • Dar a conocer y dar apoyo a la tarea de los defensores y defensoras de los derechos humanos y fortalecer las redes de apoyo para mejorar su empoderamiento y su protección.
  • Dar a a conocer las raíces, la situación y los efectos de los conflictos, que se viven en los lugares de origen de las personas defensoras.
  • Promover el activismo en defensa de los derechos humanos entre la ciudadanía de los municipios participantes.

» Declaración institucional

Declaración institucional de las ciudades defensoras de los Derechos Humanos (DDHH) 2020

La defensa de los derechos humanos es un deber que todas las administraciones democráticas tienen que asumir y que se tiene que realizar a escala global y local. Los municipios tienen un papel fundamental en la promoción y garantía de los derechos humanos, tal como han reconocido en la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad y la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad.

En solidaridad y apoyo a las luchas por los derechos humanos que se impulsan y se mantienen por todo el mundo, diversas ciudades catalanas organizan por octavo año consecutivo, con apoyo de la sociedad civil y de instituciones públicas, el proyecto Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos.

Este proyecto tiene por finalidad poner en valor la tarea de defensores y defensoras de los derechos humanos: individuos y colectivos que promueven y protegen los derechos humanos y las libertades fundamentales, particularmente en cuanto a personas desplazadas, mujeres, comunidades indígenas, personas LGBTI, personas con discapacidad o las que pertenecen a minorías nacionales o étnicas, religiosas o lingüísticas.

Damos así cumplimiento al mandato de las Naciones Unidas de 1998, dirigido a toda la comunidad internacional de dar amparo y proteger las personas defensoras de los derechos humanos, y en línea con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente los objetivos 16 y 17, de fomento de la paz y generación de alianzas.

Muchas de estas personas defensoras y defensores han perdido la vida por el hecho de reivindicar y ejercer derechos universales, otras han perdido su libertad. Y la tarea de miles de ellas es criminalizada con el objetivo de silenciar sus luchas.

Frente al auge de discursos de la extrema derecha, de la intolerancia, del machismo, de la homofobia y el racismo y frente la discriminación de las personas defensoras, desde Ciudades Defensoras apelamos a los principios de los derechos humanos como punto de unión y diálogo. Quien defiende estos principios no ha de verse criminalizada.

En solidaridad y apoyo a las personas defensoras y sus luchas:

  1. Nos adherimos un año más al proyecto de Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos que se celebrará en dos ediciones, en marzo-abril y en octubre de 2020.
  2. Reivindicamos la vigencia y el pleno respeto de los derechos de las personas defensoras de los derechos humanos a desarrollar su tarea sin riesgos ni amenazas, particularmente de las mujeres defensoras que requieren una especial protección, así como las personas defensoras de la tierra y el medioambiente.
  3. Reivindicamos el pleno respeto de los derechos fundamentales de las personas que se ven obligadas a huir de sus casas, con particular cuidado de los derechos de mujeres, niños y niñas, en todas las fases de su salida del país hasta su asentamiento definitivo.
  4. Recordamos la situación de especial vulnerabilidad que viven determinadas minorías y determinados colectivos i/o grupos y la indefensión que sufren frente las violaciones de sus derechos.
  5. Instamos al Gobierno de la Generalitat i al Gobierno del Estado, a mantener y ampliar las políticas públicas de apoyo a los defensores y defensoras de los derechos humanos a escala internacional.
  6. Condenamos la imposición de limitaciones a las actividades de los defensores y defensoras de derechos humanos, incompatibles con el derecho internacional de los derechos humanos, y su persecución de parte de gobiernos y organizaciones criminales y paraestatales.
  7. Nos comprometemos a difundir la labor de las personas defensoras y a facilitar la reflexión y el debate, reconociendo la importancia que la educación tiene en nuestra casa, especialmente entre el público joven.
  8. Renovamos nuestro compromiso con los derechos humanos y nos comprometemos a mantener e intensificar las políticas públicas locales de apoyo a los defensores y defensoras de derechos humanos, tanto a escala local como internacional.