Andrés Krakenberger

España

Derecho a la vida (lucha contra la pena de muerte).
Asociación contra la pena de muerte Pablo Ibar.

www.krakenberger.org

Activista vasco de derechos humanos, actualmente portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar.

Pablo Ibar es el único español condenado con pena de muerte en todo el mundo. Después de dos juicios no exentos de irregularidades, en 200 el Tribunal de Broward County de Florida (Estados Unidos) declaró culpable a Pablo Ibar de un triple asesinato ocurrido en 1994. Aunque ni las huellas dactilares ni el ADN recogido en el escenario del crimen coinciden con las de Pablo Ibar, lleva más de 20 años preso y más de 14 en el corredor de la muerte en una cárcel de Starke, en Florida. La prueba principal que fundamenta la acusación es una imagen borrosa y de baja calidad sacada de una cámara de videovigilancia que tiene un semblante parecido al de Pablo Ibar.

Actualmente, la defensa de Pablo Ibar ha apelado al Tribunal Supremo de Florida la sentencia emitida en 2012 del Tribunal de Broward County que desestimó la anulación y la repetición del juicio a Pablo Ibar, aún reconociendo que tuvieron las mismas irregularidades que en el juicio de Seth Peñalver, el otro acusado del triple asesinato.

Afortunadamente, en 2012 se repitió el juicio de Seth Peñalver, a quien también habían condenado a muerte, y lo declararon inocente por falta de pruebas.

Actualmente un juez de Florida evalúa si es admisible la declaración de un testimonio en la repetición del juicio contra el español Pablo Ibar, quien pasó 16 años en el corredor de la muerte hasta que su condena fue anulada en 2016.

Andrés Krakenberger ha trabajado también para Amnistía Internacional, como coordinador del equipo de lucha contra la pena de muerte desde 1993 hasta su abolición en el Código Penal Militar español (1995). Igualmente ha sido presidente de la Sección Española de Amnistía Internacional hasta el 2001, coordinador de Amnistía Internacional de Euskadi y Navarra y, por otra parte, también preside la asociación Pro Derechos Humanos Argituz, del ámbito vasco.

» Entrevista

> Después de la última apelación presentada al Tribunal Supremo de Florida, cuáles son las posibilidades y los pasos que se tiene que seguir en el caso de Pablo Ibar?

Las estadísticas son mejores en la situación que tenemos ahora ante el Tribunal Supremo de Florida que con el Tribunal de Broward County, pero no hay ninguna garantía de éxito. Si nos dan la razón, habrá otro recurso de reposición y se tendría que repetir el juicio, esta vez con un abogado en condiciones. Recordemos que el abogado de oficio que le asignaron no estaba en condiciones, pues interrumpió dos veces el juicio, la primera por una dolencia hepática y la segunda porque estuvo detenido acusado de violencia machista. Además, no presentó las pruebas de ADN en el momento procesal oportuno ni la prueba pericial de reconocimiento facial en base a los fotogramas del video de vigilancia, que es la única prueba de cargo real para que Pablo Ibar esté condenado a muerte. Si no nos dan la razón, tendremos que apelar ante la jurisdicción federal.

> Cómo es la vida de Pablo Ibar?

Tremendamente monótona: desayuno, ejercicio, ducha dos veces a la semana, patio otro par de veces cada semana, comida, aislamiento, cena, dormir. Durante los períodos de aislamiento estudia derecho y, como muchos otros reclusos en su situación, se ha convertido en un experto en su caso. Responde a todas las cartas que recibe de mucha gente de aquí, es su manera de desconectar.

> Después de tantos años en el corredor de la muerte, qué es lo que anima a Pablo Ibar a seguir adelante?

El abogado de Pablo Ibar siempre comenta que tiene distintos clientes en el corredor de la muerte y que algunos de ellos están completamente trastornados. No es el caso de Pablo. Le ayuda ser consciente de su inocencia, el apoyo de su familia, de su mujer, Tanya. Su obstinación de mantenerse física y mentalmente activo también le hace muy bien. En este último aspecto son claves la multitud de cartas que recibe y responde; con algunas personas mantiene una correspondencia y yo diría que incluso una amistad epistolar desde hace años.

> Cómo se podría explicar que los EEUU, siendo la primera potencia mundial y uno de los principales impulsores de la democracia, sea el único país occidental que está entre los 5 principales ejecutores del mundo?

Posiblemente a partir de un efecto perverso de la misma democracia que tienen. En la sociedad europea escogemos a nuestros representantes políticos a partir de un determinado nivel, pero los policías, los fiscales y los jueces son funcionarios y tienen que pasar unas oposiciones. En Estados Unidos el juez es un cargo electo, el fiscal es electo y el sheriff o jefe de policía es electo y quieren ser reelegidos. Para conseguirlo quieren presentar un expediente de tolerancia cero contra el crimen y lo intentan demostrar diciendo que han sido muy eficaces en la lucha contra el crimen y que han detenido a tanta gente, de los cuales una gran mayoría ha sido declarada culpable y algunos de ellos, condenados a muerte. Es una perversa danza macabra de cifras que los mantiene en sus lugares de trabajo.

> Después de tantos años trabajando contra la pena de muerte, cuál ha sido uno de los mayores retos a los que has tenido que hacer frente?

Ahora mismo, sin duda, el caso de Pablo Ibar, y en el pasado, la campaña desde Amnistía Internacional para abolir la pena de muerte del Código Penal Militar español, que conseguimos finalmente en 1995. Espero y confío tener un resultado que sea igualmente favorable en el caso de Pablo Ibar. A menudo me preguntan si soy optimista o pesimista, y siempre respondo lo mismo: no es cuestión de optimismo o pesimismo. El optimismo te puede desviar de la meta por confiarte demasiado y el pesimismo te hace perder coraje. Por lo tanto, no sirven ni el pesimismo ni el optimismo, la clave solo es una: la determinación!