Margarita Pineda

Honduras

Derechos medioambientales.
Derechos de minorías étnicas y nacionales.
Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH)

 

Margarita Pineda es una activista hondureña de la comunidad lenca. Es de Marcala, pero vive en San José; los dos municipios están situados al departamento de Paz.

Su participación en movimientos sociales empieza a la década de los 80. A raíz del golpe de estado contra el gobierno de Manuel Zelaya, en 2009, se producen concesiones irregulares de ríos y terrenos de su territorio a empresas mineras y proyectos hidroeléctricos. En respuesta, nace el Movimiento Indígena Lenca Independiente de Paz (MILPAH). Pineda participa en la fundación de esta organización, de la cual es actualmente secretaria de actas y acuerdos.

Desde el MILPAH, el activista denuncia la carencia de consultas previas, libres e informadas con relación a los proyectos que afectan su territorio, tal como establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Durante tres años y medio, Pineda ha integrado la Comisión Ciudadana de Transparencia de la municipalidad de San José. Su participación en este organismo finalizó el pasado mes de marzo, y ahora forma parte del Comité de la Mujer de la Red Sociedad Civil (RSC), un espacio municipal de coordinación de diferentes actores comunitarios.

Pasó por Barcelona el mes de febrero del 2016 en el marco del III Foro Internacional DevReporter. La red DevReporter tiene dos objetivos básicos: renovar el discurso sobre cooperación internacional en los medios de comunicación y mejorar la calidad de la información internacional.

» Entrevista

> El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), entidad emblemática en la defensa del medio ambiente y los derechos de los pueblos indígenas, cumple este 2018 su 25 aniversario.

El COPINH despertó la conciencia sobre los derechos de los pueblos indígenas. Puso en marcha un movimiento fuerte, liderado por Berta Cáceres y por otras muchas personas que la seguimos durante muchos años en la lucha.

Nuestra tarea de defensa del territorio y los bienes comunes se ampara en el Convenio 169 del OIT. Es una lucha muy desigual, puesto que en la actualidad tenemos los tres poderes del Sido secuestrados bajo un régimen dictatorial, violador de todos los derechos del pueblo. Hemos retrocedido a los años 80 del siglo pasado.

> ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los defensores y defensoras de derechos humanos que trabajan en tu territorio?

Son sobre todo las amenazas, la discriminación, el miedo a morir como Berta. Nos encontramos en una situación de desprotección y criminalización, y somos excluidas de proyectos sociales. Como mujeres, además, sufrimos las consecuencias de un sistema machista, en todos los ámbitos (político, social, económico y cultural).

> El Relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de defensores y defensoras de los derechos humanos ha visitado Honduras esta primavera.

Sí, Michel Forst estuvo con nosotros aquí en la Paz. Pudo palpar nuestra realidad, el impacto de las acciones de este gobierno de facto en los pueblos indígenas empobrecidos, los efectos de las medidas neoliberales, la ingubernamentalidad, la criminalización de la protesta social. Conoció casos de muertos a manos de la policía militar, feminicidios, personas desaparecidas, personas encarceladas y procesadas por la defensa de la tierra… y asesinadas también.

> ¿Qué rol tiene Europa en cuanto al respecto de los derechos humanos en Honduras?

La UE juega un doble papel. Por un lado, aporta fondos económicos para la defensa de los derechos humanos. De la otra, es una fuente económica para empresas extractivistas. Es un tema delicado.

> Has integrado la Comisión Ciudadana de Transparencia a la municipalidad de San José.

He sido secretaria de la CCT durante tres años y medio. Este organismo está integrado por cinco personas, y supervisa la gestión de fondos públicos y proyectos comunitarios. En el tiempo que estuve, participé en la elaboración del presupuesto municipal, asistí a reuniones informativas, trabajé en informes administrativos de rendición de cuentas, y formulé observaciones y recomendaciones según el caso.