XII edición Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos. «Defendemos a quien defiende»

oLa XII edición de Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos constará de dos giras: la gira de primavera, entre el 25 de abril y el 4 de mayo de 2022, y la gira de otoño, entre el 3 y el 11 de octubre de 2022. En estas fechas, varias personas defensoras de los derechos humanos estarán en Cataluña para realizar actividades de sensibilización y de incidencia política y social. En esta edición nos hemos centrado en las luchas por la defensa de la tierra y el medio ambiente, de las mujeres y el colectivo LGTBIQ+, del derecho a la paz, de los derechos civiles y políticos y de los derechos de las personas migradas y refugiadas.

LOS DEFENSORES Y DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS DE LA GIRA DE PRIMAVERA

Mike Anane, Ghana

Mike Anane es periodista y activista medioambiental galardonado con el United Nations Environment Programme Global 500 of Honour. Durante más de 20 años, Anane ha documentado e investigado el envío ilegal de desechos electrónicos desde los países del Norte global a Ghana.

En Accra, impactan las imágenes de niños y niñas menores de edad entre montañas de desechos electrónicos mientras inhalan el humo negro proveniente de la quema de material para obtener metales como el cobre. Es una forma de vida que explica la pobreza latente en África. En el caso de Ghana, la falta de oportunidades afecta a todo el país, pero sobre todo a la región norte, donde el cambio climático hace estragos y obliga a familias enteras a moverse en los centros económicos del país.

Por denunciar esta situación, por demostrar la doble moralidad de Occidente, Mike Anane ha sido amenazado.

«Ghana, Togo o Nigeria no pueden utilizarse para enterrar los desechos nocivos de otros países»

Lee aquí la entrevista completa a Mike Anane

 

Yurany Cuellar, Colombia

Yurany Cuellar es una activista colombiana que trabaja por la defensa de los derechos de las mujeres rurales y campesinas. Desde hace años, su compromiso se vehicula a través de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC), una organización que aglutina más de un centenar de Juntas de Acción Comunal y otras agrupaciones comunitarias de varios municipios de la región del Magdalena Medio.

La labor de la ACVC, que arranca a mediados de los años 90, se enmarca en la defensa integral de los derechos humanos, y promueve la lucha por el acceso a la tierra y la dignificación de la vida campesina. Además, desde ACVC se impulsan proyectos productivos y de seguridad alimentaria, de desarrollo regional y de fomento de los procesos organizativos campesinos.

«Hace demasiados años que sufrimos los efectos de los gobiernos de extrema derecha que sólo gobiernan para las élites y el empresariado del país»

Lee aquí la entrevista completa en Yurany Cuellar

 

Morena Hererra, El Salvador

Morena Herrera es, posiblemente, una de las activistas feministas más conocidas de El Salvador. Vinculada a la lucha por los derechos humanos y la libertad, su activismo se inicia en el contexto del movimiento estudiantil.

Morena Herrera asegura que empezó a presenciar cómo había situaciones sufridas por las mujeres que no se entendían, y en ese contexto fue cuando ella empezó a luchar y trabajar por la despenalización del aborto y por los derechos de las mujeres de su país. Es una de las fundadoras de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local, que trabaja por los derechos de las mujeres salvadoreñas en distintos ámbitos y que busca tener una incidencia tanto nacional como local.

«El aborto debe verse como una cuestión de democracia, de justicia social y de salud individual y comunitaria.»

Lee aquí la entrevista completa a Morena Herrera

 

Maria Sol Taule, Filipinas

Es una abogada filipina que defiende legalmente a personas que no tienen recursos económicos para pagar un acompañamiento jurídico, especialmente activistas y defensoras y defensores de derechos humanos criminalizados desde las instituciones del Estado. Desde 2011 trabaja con Karapatan, una alianza de organizaciones, colectivos y programas que defienden los derechos humanos. Karapatan monitorea y documenta violaciones de derechos humanos, proporciona asistencia a las víctimas, e impulsa acciones de formación y sensibilización.

Además de Karapatan, Taule desarrolla su labor de defensa de los derechos humanos a través de la National Union of People’s Lawyers (NUPL, Unión Nacional de Abogados y Abogadas Populares). Se trata de una organización de defensa de derechos humanos, de alcance estatal, formada por estudiantes de Derecho y profesionales de la abogacía y la justicia.

“El red-tagging consiste en la difamación, la desacreditación o el desprestigiar de cualquier persona que piense diferente a lo que marca el gobierno. Se utiliza como arma para acallar a los activistas y los disidentes.”

Lee aquí la entrevista completa a Maria Sol Taule

 

Nataniel Hernández, México

Nataniel Hernández es activista y abogado del Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, en la región de Chiapas, en la frontera sur de México. A finales del 2018, cuando empezó a andar la primera caravana migrante desde Centroamérica y Chiapas se convirtió en la primera parada de la ruta nacieron nuevas necesidades y los y las activistas del Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa redefinieron prioridades; empezaron a asistir a estos grupos heterogéneos que huían de la violencia, la falta de oportunidades y la discriminación. Cuatro años más tarde, sin desatender sus luchas decanas, siguen asistiendo a quienes atraviesan Chiapas en su camino hacia Estados Unidos.

«No existe un modelo de atención sostenible a esta crisis humanitaria, sino que sólo se busca contener el flujo de migrantes en Norteamérica.»

Lee aquí la entrevista completa a Nataniel Hernández

Vania Arana, España

Vania Arana es portavoz y presidenta del sindicato Las Kellys Cataluña. Llegó a Madrid en 1992 procedente de Perú, el país que la vio nacer. Allí había estudiado para ser profesora de secundaria, pero cuando llegó aquí, no pudo convalidar la titulación, puesto que no había correspondencia en los estudios. Vania reconoce que fue cuando se quedó embarazada cuando se percató de las condiciones precarias que vivía el sector en el que ella trabajaba.

Poco a poco, Vania y sus compañeras se dieron cuenta de que no había nadie que velara por sus derechos laborales y su bienestar, y a través de encuentros esporádicos en los que compartían experiencias, se fueron organizando.

“Las Kellys nos ha servido para conocernos a nosotros mismas, pero también a las personas con las que trabajamos y que tenemos delante. Esto no tiene precio, porque hemos logrado crear unos lazos de amistad muy fuertes. Hace que nos sintamos en familia. Buscamos cambiar la sociedad y vamos todas a una.”

Lee aquí la entrevista completa a Vania Arana

Defensa de la tierra y el medio ambiente

El modelo actual de explotación de los recursos naturales ha provocado daños ambientales irreparables como la contaminación de los ríos y mares, el aumento de los gases de efecto invernadero o la deforestación, pero también ha expulsado de sus tierras a miles de comunidades que vivían en los territorios donde se extraen materias primas.

Desde hace años, los defensores y defensoras de la tierra y el medio ambiente han luchado contra los megaproyectos de economía extractiva de empresas nacionales y transnacionales que explotan los recursos de sus territorios, arrasan cultivos, ríos, mares y dejan comunidades enteras sin sus métodos de subsistencia tradicionales. A muchas personas, la lucha les ha costado la vida. Según la organización de defensa de los derechos humanos Front Line Defenders, de las 358 personas defensoras de derechos humanos asesinadas en 2020, el 59% defendía la tierra, los derechos de los pueblos indígenas y el medio ambiente.

El papel de las personas defensoras es fundamental para frenar las consecuencias del cambio climático y conservar bosques y ecosistemas. Las agroempresas, la minería, la tala y el petróleo son los sectores que provocan más conflictos con las personas defensoras del territorio, a la vez que provocan la aceleración del cambio climático.

Defensa de los derechos de las mujeres y el colectivo LGTBIQ+

Las defensoras de derechos humanos se enfrentan a amenazas concretas por el simple hecho de ser mujeres como la violencia de género, campañas de desprestigio que se centran en su vida privada, la exclusión en la participación de las organizaciones, amenazas, ataques contra las sus familias…

Es necesario que los estados incorporen medidas de protección con enfoque de género para las mujeres y particularmente las mujeres defensoras y así garantizar su participación en todas las esferas de la sociedad. Algunos de los principales derechos que reivindican las defensoras de derechos humanos en todo el mundo son el derecho a la vida, el derecho a la no discriminación a la hora de acceder a la tierra y los recursos naturales, el derecho a no ser maltratadas ni agredidas sexualmente por el simple hecho de ser mujeres, el derecho a la libertad, el derecho al aborto ya decidir sobre el propio cuerpo, el derecho a un matrimonio libre y decidir sobre su vida sexual y reproductiva, el derecho a poder vivir con libertad su orientación sexual y su identidad de género, el derecho a migrar con seguridad, el derecho a la paz, el derecho a la vida política y pública, a ocupar cargos en la toma de decisiones de las organizaciones, el derecho a la educación…

En todo el mundo, las personas del colectivo LGTBIQ+ sufren discriminaciones constantes, reciben insultos, amenazas y son víctimas de agresiones físicas y sexuales. Por tanto, es importante educar en la diversidad y garantizar los derechos fundamentales de las personas del colectivo LGTBIQ+.

Derecho a la paz, derechos civiles y políticos

Los derechos civiles y políticos protegen a los ciudadanos de posibles violaciones de los gobiernos, organizaciones privadas y personas, garantizando su participación en la vida política sin ningún tipo de discriminación. Se consideran derechos civiles la garantía de la integridad física y mental de las personas, así como su vida, y la protección frente a discriminaciones por raza, étnica, género, nacionalidad, orientación sexual o religión. Además, incluyen derechos como la libertad de expresión y opinión, el derecho a la privacidad, la libertad de prensa, religión, circulación y reunión. Los derechos políticos incluyen el derecho a una tutela judicial efectiva, a un juicio imparcial, el derecho a participar en la sociedad civil y política -derechos de asociación, derecho de reunión, derecho al voto y defensa propia.

Las personas defensoras de los derechos civiles y políticos trabajan para garantizar los derechos de otras personas que luchan por vivir en sociedades más justas y equitativas y por la eliminación efectiva de cualquier tipo de discriminación.

Derechos de las personas migradas y refugiadas

La acogida europea de las personas refugiadas ucranianas en las últimas semanas es algo excepcional. Los acontecimientos de las últimas décadas, provocados entre otras causas por las desigualdades de poder entre el norte y el sur, han provocado la migración de millones de personas en todo el mundo, que se han desplazado internamente y también han alzado la vista hacia Europa y Estados Unidos para encontrar un lugar seguro donde empezar una nueva vida. En estos casos, lejos de aceptarlos, las fronteras se han vuelto más reales que nunca y los países del norte han construido muros y externalizado fronteras para evitar su llegada.

El derecho a migrar, a pedir asilo y refugiarse son derechos humanos fundamentales. La gente abandona sus países por motivos muy diversos. En algunos casos, huyen de la violencia o la pobreza extrema. En otros, deben irse porque son perseguidos por defender el territorio, por su orientación sexual o de género o por desastres naturales. Cuando llegan a un nuevo destino, muchas veces deben enfrentarse al racismo institucional y a la xenofobia y la discriminación por parte de la sociedad de acogida.